martes, 31 de agosto de 2010

Santa Rosa de Lima

Estaba cocinando y el Ipod le regaló el playlist aleatorio más lindo que alguna vez hubiese podido armar sin ayuda. Su hijo jugaba solo y por un largo rato no le pidió nada. Terminaba un día despejado y ventoso, de esos que te hacen tener el pelo lindo, entonces pensó que no va a llover. Increíblemente, quince horas después, el aire empezó a cargarse, el cielo se puso negro y algún refucilo perdido avisó que quizás en breve se vendría el mundo abajo.
Y ahora llueve, se puso oscuro como si fueran las siete siendo las once y media y después volvió a aclarar. Y trabajando desde casa se puede tener el beneficio de dejarse puestas las mismas calzas con las que se fue al gimnasio a las 8 y media "total me baño a la noche" para aplastar el laborioso traste en una silla frente a la notebook estratégicamente ubicada en la cocina y, entre llamado y llamado, entre mail y mail, poner un total de cuatro lavarropas, batir récords en litros de mate, hacer comida para mediodía y noche - tratando de calcular de más así sobra un poco para mañana - leer de ojito un libro online, y tratar de acordarse de poner pausa cada tanto porque queda poco serio atender el teléfono con ciertas canciones de fondo. Ni con el centrifugado.

14 comentarios:

Alicia Seminara dijo...

Lindo se siente cuando una es dueña de los tiempos, tanto en su casa como en el trabajo.

Mariela alias leti dijo...

Hoy hubo que prender la luz desde temprano, cosa que me deprime.

Ana Celia dijo...

Pierdo mi libertad ( bah... semi libertad) oficinesca cuando intento leer blogs en horario laboral , pero hay un grupo de blogeros/as que insiste en ponerle musiquita que se abre directamente a sus blogs y hace temblar a mi auricular mientras cierro la página como si estuviera cometiendo el peor de los pecados.
Feo .

Prosperidad dijo...

Es inigualable la sensacion de libertad absoluta cuando uno maneja su tiempo a su antojo...mi marido se va alas 800 de la manana y llega a las entre 8 y 10 de la noche..asi que puedo presumir que hago lo que se me da la gana.. jaja

| Perla | dijo...

Qué lindo trabajar desde casa, es mi sueño. Pero parece mentira, cuanto más lo quiero más lejos está!

Cynthia dijo...

cuando leo estos posts tuyos, así de libertad laboral, me dan unas ganas de mandar a todos a la recon de su hermana e irme a mi casa

Ainigriv dijo...

que rico lo que narras ,aunque tenias trabajo , el tiempo parecia acomodarse y darte espacio para todo , es tan rico cuando eso sucede...

saludos!!!

Pachu dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Pachu dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Pachu dijo...

ay si...senti como que me leia a mi misma!

Pachu dijo...

sorry el comment salio 3 veces! re copada la mina!

Vivi dijo...

Yo sin mis mp3 no te lavo ni un plato.
La mùsica es tan inspiradora!

Liduvina dijo...

Definitivamente no podría cumplir un horario en un laburo. No debe existir mayor placer que el de saber que uno es realmente el dueño de su vida

Saludos

http://liduvinaautorreciclada.blogspot.com/

M dijo...

Mmmm... Suena bien eso. A mi no me molestan los horarios (aunque hoy, por primera vez en mi vida, me levante a las 6:30 de la matina para pisar un gimnasio... Ouuchh!). Te envidio mas el dia despejado, sin humedad, de "los que te hacen tener el pelo lindo". El mio esta rendido al frizz; aun con shampu y cremas que cuestan un huevo, lo tengo como gata despues de una pelea callejera...
Besos,

Dana

 

Desenvolvido por EMPORIUM DIGITAL