sábado, 5 de diciembre de 2009

Que quieren que les diga, a mí que no me vengan con meditación y esas pavadas. No hay experiencia más liberadora que ir a ver AC/DC.
Para empezar, caminar con tus zapatillas más viejas entre la marea humana e ir empinando una cerveza en plena calle como para entrar en clima. Después saltar como loca y terminar enredada en un pogo espectacular, primero puteando porque pensás: justo acá se van a poner? y después que el vértigo y los empujones te arrastren mientras cantás como loca.
Aaahhh no saben que genial. Dios mío, como lo recomiendo.

5 comentarios:

Pilot dijo...

Buenísmooooooooo!!!!! Yo ya no me siento que esté para esos trotes. Antes me bancaba todo, iba a recitales en el campo y me pasaba noches sin dormir. Ahora piso los 40 y si divididos no toca en el luna park no me encanchan como antes en Cemento (que épocas).

Capitana del Espacio dijo...

Hola, estoy buscando un caso similar al tuyo para hacerle una entrevista para una revista muy importante y me pasaron tu blog. Podràs comunicarte conmigo lo antes posible: paoflorio@gmail.com

Muchas gracias!!

israelepe dijo...

Ah que chido es encontrar una valvula...esta chingón tu blog, lo seguiré.
saludos

Liduvina dijo...

Eh...yo tengo 21 años y realmente creo que ya no estoy para esos trotes. Desde los 13 voy a recitales sin parar y ya prefierosentarme a ver un buen espectaculo, estoy muy mal??

Saludos!!

http://mimedioalquiler.blogspot.com/

Totus in Illis dijo...

Acabo de empezar un blog.
Entren, vean y comenten si lo desean.
Saludos!!

http://minovioimaginario.blogspot.com

 

Desenvolvido por EMPORIUM DIGITAL